¿Cuánto cuestan nuestros errores? Como mínimo 1.000 €

Send to Kindle

1000

«Lo peor no es cometer un error, sino tratar de justificarlo, en vez de aprovecharlo como aviso providencial de nuestra ligereza o ignorancia». Ramón y Cajal

Hay cosas que me siguen sorprendiendo, sobre todo cuando traduzco a números mis opiniones o mis intuiciones. A veces, de la sorpresa paso al sobresalto, y, en ocasiones, llego al terror. ¿Alguna vez os habéis preguntado, libreta en mano, cuanto cuestan cada uno de los errores que cometemos? Es una auténtica pasada, preparaos a sufrir: es un cuento de terror.

Cuando estudié derecho me enseñaron los conceptos de daño emergente y de lucro cesante, que resumiendo al estilo “andar por casa” sería más o menos así:

Daño emergente: lo constituyen los daños directos causados por una acción, la pérdida sufrida. Es decir, si yo voy a una feria con mi coche y tengo un accidente, el daño emergente sería el coste de reparar el vehículo, la grúa…

El lucro cesante: por el contrario, es lo que dejo de ganar como consecuencia de ese acontecimiento. Por seguir con el ejemplo, si yo hubiera ido a la feria y hubiera conocido a alguien que me hubiera procurado un buen negocio, el hecho de tener un accidente me ha impedido obtener todos los beneficios de ese negocio. Sigue leyendo