¿Te gustaría saber (realmente) por qué no vamos a cobrar las pensiones?

Send to Kindle
portada-estado-bienestar

Nuevo libro de Fernando Sánchez Salinero

Las sociedades acostumbran a mirar para otro lado ante los temas que pueden resultar incómodos, no queriendo ver las cifras que ponen negro sobre blanco la realidad, cuando ésta contradice lo que nos gustaría que ocurriera.

Pero….

  • ¿Es sensato no saber la situación real de las pensiones, o cuánto nos cuesta la sanidad y cuánto tiempo podemos mantener esta situación?
  • O ¿Por qué se produce la corrupción y de nada sirve cambiar políticos porque todos acaban igual?

Estamos un momento en que como nos confundamos en la decisión podremos ver cómo nuestra vida cambia completamente.

Sigue leyendo

Pero… ¡qué “coño” es el Estado de Bienestar!

Send to Kindle

estado de bienestar

“La demagogia es la capacidad de vestir las ideas menores con las palabras mayores”. Abraham Lincoln

Si estás hasta la coronilla de que el concepto “estado de bienestar” sirva para justificar todo lo que hacen los políticos, y crees que debemos luchar por un Estado RACIONAL del Bienestar, este vídeo puede ayudar.  Nos crujen a impuestos usando su nombre, muchos luchan por derechos que parece garantizar, se arman debates en que todos parecen saber qué es, pero…

¿Qué leches es el estado de bienestar?

Y sobre todo, ¿cuánto da de sí?

Y, ¿Quiénes son los menos beneficiados por este sistema? 😥

El concepto “estado de bienestar” es uno de esos términos que se han prostituido hasta límites inimaginables y que utilizan los más demagogos que conozcáis para justificar situaciones de privilegio, injustificables de cualquier otra forma, o para tener patente de corso para despilfarrar los recursos públicos.

Pues vamos al estilo “claro, clarito” de explicar las cosas a ver si avanzamos en la comprensión 😉

Sigue leyendo

Antes arruinado que sencillo. La muerte de las empresas por vergüenza.

Send to Kindle

Ricos y pobres“El amor propio y la vanidad nos hacen creer que nuestros vicios son virtudes, y nuestras virtudes, vicios”. Jacinto Benavente

¡Qué años estamos viviendo! Cada vez me encuentro más con el orgullo hispánico suicidando empresas. Es muy triste que todo se te tuerza y las circunstancias te lleven a tener que cerrar a pesar de luchar a brazo partido, pero es mucho más triste, trágico, dirían algunos, arruinarte por no saber bajar el ritmo, víctimas del ¡Qué dirán!

Ya nos advertía el Lazarillo en su tercer tratado que una de las enfermedades de los españoles es el orgullo, ejemplificada en la figura del hidalgo que no tenía para comer, pero componía su figura para salir a pasear, y esparcía unas migas de pan sobre la pechera para dar la impresión de que acababa de comer. Hasta al Lazarillo le inspiraba compasión tanta ignorancia. Sigue leyendo

Ponga un político en su vida

Send to Kindle

político2“Es injusto que una generación sea comprometida por la precedente. Hay que encontrar un medio que preserve a las venideras de la avaricia o inhabilidad de las presentes”. Napoleón.

Si alguna vez os habéis planteado vivir de la política. ¡Bienvenidos al país con el mayor número de políticos per cápita de la tierra! En España nos podemos permitir el lujo de alimentar a cientos de miles de políticos y sus familias, permitirles que nos roben, que arruinen el país y que se paseen frente a nuestras caras sin complejos. Si usted aún no es político, puede  que esté a tiempo. Aquí le dejamos un manual para hacer carrera.

Lo primero que debe hacer es entender cómo funciona el mundo: unos roban, y otros son robados. Hay que elegir. Cuando ya esté del lado de los que quieren robar, ha dado el primer paso. Ha descubierto su vocación: asaltador de bolsillos de ciudadanos. Pero cuando lo comente a sus amigos debe decir: “he optado por el servicio público”. Sigue leyendo

No necesitamos recortes, necesitamos reformas

Send to Kindle

stop-recortes“A veces es más fácil vivir en la mentira”. De la película Atrápame si puedes.

La ceguera no nos deja ver que, muchas veces, al recortar lo que estamos cortando es la red con la cogemos el pescado que necesitamos para comer. Recortar está al alcance del más tonto del pueblo, reformar con acierto, no. Lo ves en las empresas, lo ves en el país y comprendes que ése no es el camino.

Estoy, no sólo a favor, sino entusiastamente a favor del recorte del despilfarro, tanto en una empresa, una familia y un estado, que es mucho y en muchos casos muy fácilmente identificable. Pero para la situación que nos encontramos como país, y en muchos casos de las empresas, ¡no es la solución! Ya es tarde para los recortes. Los recortes se tenían que haber hecho hace mucho tiempo. Las aspirinas son para cuando tienes catarro, cuando el cuadro a evolucionado a pulmonía, necesitas penicilina.

Vamos a poner un ejemplo con un negocio como un restaurante, que tenga pocos clientes y sea deficitario. Cada día que pasa se endeuda un poco más y ha agotado la posibilidad de pedir dinero, porque ya nadie se lo da, dado que dudan que lo vaya a devolver.

Situación de muchos países y de muchas empresas. Sigue leyendo

Más impuestos. El recurso de los gestores inútiles.

Send to Kindle

caballo tirando

“Muchas personas miran al empresario como al lobo que hay que abatir, otros muchos lo miran como a una vaca que hay que exprimir, y muy pocos lo ven como el caballo que tira del carro”.Wiston Churchill

Hace años que uso un test para detectar si estoy frente a un inútil. Si cuando se presenta una dificultad, su primera opción es pedir más recursos, mal asunto: inútil al canto. Me da igual que sea un gerente, un político o un entrenador de fútbol. El que se queja de lo que tiene, y todo lo resuelve gastando más dinero, no sólo no es confiable, sino que es el seguro guía hacia el desastre.

Cuando los políticos dicen que esto se arregla con más impuestos para taponar los agujeros que su incompetencia provoca, es como si un maquinista de un tren, al ver la escasez del carbón, no acertara a racionalizar el consumo, sino que incidiera en las causas que le llevaron a esa situación.

“Más madera” gritan cuando el tren pierde potencia por cada una de sus tuberías. ¿No será mejor arreglar el mecanismo? Quizá nunca arreglaron nada. Sólo saben quemar cosas para hacer andar el tren. Sigue leyendo