En cuatro días todos autónomos

Send to Kindle

manos unidad

“Es absurdo pedir a los dioses lo que cada uno es capaz de procurarse por sí mismo”. Epicuro

No sé si es el destino o me estoy proponiendo tocar palos molestos y mensajes que mucha gente no quiere oír, pero creo que éste puede ser un enfoque útil para los que se quieran adaptar al nuevo escenario empresarial que vamos a vivir. Creo que dentro de muy poco las empresas que van a ir bien, y que van a sobrevivir, son las que estén conformadas por autónomos. El concepto jefe y empleado son claramente del siglo XX y del 3º mundo, donde todavía resistirán un tiempo.

Las relaciones laborales han experimentado numerosos cambios a lo largo de la historia, desde la esclavitud, las relaciones feudales, las integraciones en gremios, los jornaleros, la contratación industrial, la pertenencia a corporaciones, cadena de montaje incluida, el cooperativismo, los freelances… y así muchas más. Pero, ¿cuál será la más adecuada para nuestro entorno en los próximos años y para la mentalidad mediterránea? Probablemente sea la de acertante de la bono loto, pero para esa no tengo recomendaciones  😉

¿Qué busca una persona al solicitar trabajo en una empresa? ¿Qué busca una empresa al ofrecer trabajo? ¿Qué puede realmente ofrecer un trabajador y una empresa el uno al otro? ¿Cuál es la mejor forma de combinar ambos intereses? No creo que la respuesta sea sencilla, pero vamos a tratar de profundizar un poco. Sigue leyendo

Mamá, quiero ser autónomo.

Send to Kindle

Autonomo

“Audentes fortuna iuvat (La fortuna favorece a los audaces).” VIRGILIO

Pero, ¿De verdad todavía alguien quiere ser autónomo? Y, ¿le dejan en casa o le tratan de disuadir a toda costa? ¿La conversación siguiente es ficción?

–          Pero, ¿te puedes creer lo que está diciendo el niño? ¡Que quiere ser autónomo!

–          No puede ser María, será una broma de las suyas, ¿verdad, Pablito?

–          No es ninguna broma, quiero ser autónomo. Tengo un montón de ideas y las quiero llevar a cabo.

–          Pero, ¿para esto te hemos educado? Te hemos llevado a colegios donde nunca se han transmitido las bondades de ser emprendedor, para que te transmitieran que lo verdaderamente importante en la vida es colocarse. ¡Eso, una colocación para toda la vida!. Has visto el ejemplo de tu tío Ernesto, empleado por cuenta ajena toda su vida. Y a su mujer, tu tía Margarita, funcionaria desde que tiene uso de razón laboral. ¿No te basta todo esto? ¿No es una buena opción? Sigue leyendo