Pero… ¡qué “coño” es el Estado de Bienestar!

Send to Kindle

estado de bienestar

“La demagogia es la capacidad de vestir las ideas menores con las palabras mayores”. Abraham Lincoln

Si estás hasta la coronilla de que el concepto “estado de bienestar” sirva para justificar todo lo que hacen los políticos, y crees que debemos luchar por un Estado RACIONAL del Bienestar, este vídeo puede ayudar.  Nos crujen a impuestos usando su nombre, muchos luchan por derechos que parece garantizar, se arman debates en que todos parecen saber qué es, pero…

¿Qué leches es el estado de bienestar?

Y sobre todo, ¿cuánto da de sí?

Y, ¿Quiénes son los menos beneficiados por este sistema? 😥

El concepto “estado de bienestar” es uno de esos términos que se han prostituido hasta límites inimaginables y que utilizan los más demagogos que conozcáis para justificar situaciones de privilegio, injustificables de cualquier otra forma, o para tener patente de corso para despilfarrar los recursos públicos.

Pues vamos al estilo “claro, clarito” de explicar las cosas a ver si avanzamos en la comprensión 😉

Cuando trato de imaginarme qué es el estado de bienestar siempre me viene

a la cabeza la imagen de una procesión en la que toda la gente vamos de costaleros y el estado va arriba, es el “santo”.

costaleros

Mientras estamos casi todos abajo, el peso es llevable.

Un día haciendo uso del lema: “Hoy por ti, mañana por mí”,

que significa que cuando alguien está en “peores condiciones” el resto le echamos una mano, ( ¡¡¡todo pensando desde un sentimiento de solidaridad, en el que todos estamos de acuerdo!!!! ), empezamos a ayudarnos unos a otros.

Vemos a uno que está enfermo y le decimos:

– Anda, sube arriba con el santo en lo que te curas.

También vemos a una persona de una cierta edad y le invitamos a subir:

-Venga, sube que ya llevas muchos años tirando del carro.

Y así vamos subiendo a los más desfavorecidos.

Un día comienzan también a subir los políticos con la excusa de que alguien tiene que organizar el tinglado. Pronto se dan cuenta de que arriba se está muy bien, y comienzan a ayudar a subir a sus parientes y coleguitas del partido que les votan para sigan estando arriba. Recuerdan cómo se estaba abajo y dicen:

-Antes de bajar… vendo a mi madre o mejor engaño a los de abajo (esto suele ser la alternativa primera).

Y otro día ocurre algo mágico: “Los políticos aprenden a sumar”

¡Es el principio del fin!

¿Por qué?  Te preguntarás…

¡Pues porque suman votos! y se dan cuenta de que contando los votos de arriba son más que los de abajo y comienzan a prometer mejorar las condiciones de los de arriba, obviamente, a costa de joder a los de abajo.

20080106elpepivin_2

En democracia formar parte de una minoría sin capacidad de decisión de elecciones significa que vas a estar muy jodido, también si formas parte de una mayoría desorganizada.

Pero, pero… ¿Cuál es el mayor secreto (que nunca se cuenta) de la supervivencia de la procesión (el avance del estado)?

¡¡¡El equilibrio entre los que están arriba y los que están abajo!!!

Cuando se rebasa una línea…


¡La muerte es segura!,

porque los políticos (en general) gobiernan para obtener votos, no para que la procesión avance.

políticos en campaña

Y entonces, ¿cómo se puede sobrevivir cuando ya se ha rebasado claramente la línea (como es obvio en muchos países europeos y sobre todo los mediterráneos)?

Con la trampa de la deuda.

Los políticos comienzan a pedir prestado dinero para mantener el tinglado insostenible. Lo llaman “colocar” debe ser porque nos están colocando a nosotros la deuda. Salen ufanos y dicen: “Hemos colocado 5.000 millones en el mercado.” Que significa… ¡Hemos pedido prestado 5.000 millones! y omiten decir: ¡¡lo vais a pagar los de abajo!!

Y un día los que estamos abajo nos miramos a la cara y decimos:

“¡Joder!, nos hemos quedado abajo cuatro gilipollas y el peso es insoportable.”tirar-del-carro

Porque abajo vamos los parias del estado de bienestar, los menos protegidos, los paganos de la solidaridad.

¿Y los peor maltratados de este tinglado quiénes somos?

Los autónomos y los que trabajamos en pymes (empresarios y trabajadores).

Cuando el descontrol del desequilibrio del estado de bienestar es inasumible comienzan los recortes, y cuando los recortes llegan a arriba, es porque los de abajo ya no se les puede exprimir más. Aun así el mayor afán de muchos políticos es encontrar formas de seguir exprimiendo, incapaces de entender que cuando los que estamos abajo soportamos tanto peso el avance es imposible. ¡Bastante hacemos con que no se desplome el santo!

395174_politicos_campana_20130314114245Una vez que un político ha probado la droga de la demagogia, el desenganche es prácticamente imposible. Porque prometer y tratar de ganar votos con el dinero ajeno es súper vicioso 😉

La gestión del estado de bienestar debe ser tan rigurosa que garantice su supervivencia, no siendo que nos pase como a Rocío Jurado, que “se nos murió el amor  de tanto usarlo” 😉

En algún momento, la gente racional, tanto la que va arriba, como la que vamos abajo, tendremos que sentarnos a repensar el estado de bienestar, antes de que el peso de la deuda haga que cualquier cambio sea ya inútil, y tendremos que decidir algunas cosas básicas:


SP_HappyGoLucky_Alpha_1¿Qué condiciones son las que establecemos para estar arriba beneficiado por el estado de bienestar? Desde la edad de jubilación, las condiciones de las prestaciones de desempleo… a  muchas otras.


SP_HappyGoLucky_Alpha_2¿Qué mecanismos de control en la gestión de algo tan bueno, pero tan vulnerable al robo, como el estado de bienestar establecemos para protegernos de ladrones y demagogos?


SP_HappyGoLucky_Alpha_3¿Qué condiciones mínimas establecemos para proteger a los que vamos debajo? Porque si nadie quiere ir abajo el hundimiento está garantizado.

 


La ceguera a las reformas en profundidad sólo garantizará la vida mientras la deuda siga creciendo, pero esto no es ilimitado, y lo sabemos todos. Pero mientras se está arriba la gente se agarra a que “que le toquen a otro sus condiciones, pero no las mías”.

Cuando se entiende mal la solidaridad se convierte en otra forma de tiranía, generalmente más cruel porque se ejerce “reivindicando mis derechos”, y “yo por mis derechos, igual que la princesa del pueblo, !mato!”, derechos que se soportan en la espalda de otros, y entonces convertimos la generosidad ajena en una obligación.

¿Cuánto aguantará vivo nuestro pretendido estado de bienestar antes de que se desplome?

Esperemos que el gobierno de los racionales llegue antes de que la tiranía de los demagogos agote un invento que ha supuesto un gran avance en la historia de la humanidad.

Suerte y hasta otra.

Fernando Sánchez

Instituto de Desarrollo Pyme

Comparte

13 pensamientos en “Pero… ¡qué “coño” es el Estado de Bienestar!

  1. Lo que yo digo es que si diferentes gobiernos dan resultados similares, tal vez el principalproblema no es el partido que gobierne. Hay que mirar quien mueve los hilos en la sombra y como de informados e implicados estan los ciudadanos. Estoy seguro que si eligieramos entre todos a los integrandes de la selección de futbol lo haríamos mucho mejor.

    • sí, lo que faltaba, vamos a poner a gobernar a una panda que por el hecho de pegarle patadas a una pelota (eso sí, con mucho arte) se han montado el negocio de cobrar unos sueldos hipermillonarios a costa de clubes que NO pagan a la seguridad social… y que encima se renegocian los sueldos cada dos por tres (no se me vaya a ir el chaval a otra parte)…. menudo ejemplo, no podías haber puesto otro mejor…

  2. En mi opinión, sigo pensando que olvidamos la enorme fuerza de la mayoría, que por muy repetido, no deja de ser una verdad incuestionable. Ningún poder, económico, político, represivo ni militar puede hacer frente a una mayoría movilizada y a un pueblo que decide que una la situación ha llegado al límite de lo que está dispuesto a soportar.
    El camino puede ser muy largo y complicado, en el que tendremos que hacer un gran alarde de compresión, paciencia, tesón y solidaridad, ya no por altruismo sino por necesidad, ya que no hacerlo supone la más insufrible de las miserias.
    Uno puede ser buen samaritano y hacer el camino con la voluntad altruista del bien común, o puede ser un verdadero egoista, pero de los que no tiene posibilidades de ser uno de los que están encima del carro, y hacerlo pensando en salvarse a sí mismo y a los suyos, en cualquier de los dos casos no queda más remedio que levantarse y echar a andar.
    Cada día que pasa sin que hagamos nada el camino está más embarrado y más cuesta arriba.
    Un saludo.

  3. Pues la solución es bien fácil. En las próximas votaciones todos los españoles de bien y que no chupan del bote deberán dejar de votar a la izquierdas y derecha que, con mentiras continuadas, nos han llevado a la ruina económica, social y moral. Lo malo es que los corruptos que van “encima del carro” son legión y cuanto mas tardemos en echarlos para siempre, mas difícil será reconstruir España y si no lo hacemos corremos el riesgo de una nueva confrontación o una dictadura que dejará en pañales al anterior ¿dictador?.

  4. DE QUE HOSTIAS ESTAMOS HABLANDO
    Encima del carro hay una gente muy muy gorda que lleva toda la vida allí discretamente sin hacer ruido que son los propietarios de este país des de generaciones (incluida la iglesia) a los que se suman las grandes multinacionales más algunos nuevos grandes ricos que no sólo pesan muchísimo si no que mandan en los políticos de los principales partidos.
    Además no me puedes incluir a mí que soy una autónomo solitario en el mismo saco que a mi amigo y vecino Pedro López, copropietario de Chocolates Valor solo por que las estemos calificados como PYMES.
    Queda muy bien hacerse la víctima, pero mi situación como autónomo difiere bien poco con la de cualquier trabajador por cuenta ajena, de pyme o multinacional.
    Es más, los autónomos tienen muchas facilidades para hacer trampas. Yo conozco muchos impresentable que viven a todo tren tienen una gestión nefasta y compiten en el mercado explotando trabajadores sin contrato, con jornadas interminables si pagar una puta hora extra, sin las mínimas medidas de seguridad, cobrando en negro y pidiendo becas para sus hijos mientras se quejan de los impuestos que pagan. mientras el gobierno recorta en educación y pone los maestros al paro mientras da dinero para comprarse coches con explicaciones mentirosas de beneficios para todos.
    DE QUE HOSTIAS ESTAMOS HABLANDO

    • Tú, por lo que vemos, no estás hablando de nada. Tú estás gritando, poniendo ejemplos personales, haciendo demagogia sobre “los propietarios de este país”, pero sin aportar nada.
      Si tienes que denunciar algo, ten valor y hazlo; sin miedo. Denuncia al que te ofrece cobrarte sin IVA o pagarte sin que le hagas factura; denuncia, simplemente al listo que se salta la fila “porque yo lo valgo” o al choricillo de la tienda de ropa o del super.
      Mientras mires para otro lado, tú no estás hablando DE NADA.
      “En un país de envidiosos y de cotillas, solo nos faltaba el anonimato y la impunidad de intenet”

  5. El estado de las cosas y el estado de buena esperanza,
    Y es que como los ciudadanos seguimos haciendo dejación de nuestros derechos y facultades, los que madrugan mucho cosechan los mejores campos.
    Por esto ya no se trata de si somos demócratas o nostálgicos de un tiempo pasado. Hoy el paradigma es que si somos un poco perezosos nos espabilan y convierten nuestra pereza en cadena perpetua.
    Vamos inexorablemente hacia un mundo en el que los que nacen ya tienen que pagar kilómetros de autopista que jamás recorrieron, los que hoy nacen tienen que guardar y proteger cientos millones de toneladas de residuos radiactivos de una iluminación que disfrutaron sus abuelos.
    Es una herencia al revés.
    En vez de recibir un piso de tus padres, un bajo comercial o un terrenito en la playa. Nos dejan nuestros amados y entregados padres la lista de la compra sin pagar, la lista de su propia boda sin hacer y las hipotecas de los coches que compraron en vida a nuestro cargo.
    Gracias papas y padres de las patrias, pues tenéis un morro que os lo pisáis.
    Es la inmoralidad hecha desde el boletín oficial del estado en el que los que viven hoy dicen que el que venga detrás que se las arregle.
    Pues si amigo Fernando ya es hora de que este discurso del estado de bien estar se acabe.
    Pues el estado al que podemos y debemos aspirar es al estado del merito y al estado de lo justo. Y no es justo que unos disfruten de gracias y prebendas que pagamos todos.
    Yo lo mas practico que conozco en cuanto a comenzar un nuevo estado es la “Meritocracia”.
    Pues la democracia es nido de oportunistas y de la solidaridad que pagamos todos y deciden su aplicación los más tontos de la clase.

  6. Más alto se puede decir, más claro no, evidente para todos, sin ninguna duda también para los culpables. NO es una verdad de hoy, pero así seguimos ¿ Dónde esta el fallo ?, porque las soluciones las conocemos y las consecuencias de no aplicarlas también.
    Aplicar las soluciones supone la mejora de las vidas de la mayoría y no aplicarlas supone el desastre para todos, ¿ Dónde esta el fallo ?
    Vivir en la miseria es triste, mejorar y luchar por vivir mejor es gratificante, esperanzador y mejora la vida, ¿ Dónde esta el fallo ?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *