Un tiempo de oportunidades reales

Send to Kindle

“La mayoría de las personas gastan más tiempo y energías en hablar de los problemas que en afrontarlos.” Henry Ford

Llamé a la puerta del gurú de las pymes y éste salió de la profundidad de sus pensamientos.

-          Mi país sufre una crisis como nadie recordaba. Las empresas pequeñas, los autónomos, a duras penas sobreviven. La casta política nos sangra, profundizando en el latrocinio y el despilfarro, obstaculizando la recuperación –le dije con la toalla en la mano a punto de arrojarla a sus pies-. ¿Qué podemos hacer?

-          ¿Cómo te llamas?

-          Fernando –contesté sin saber a qué venía esa pregunta-.

-          Fernando. Es el mejor momento en mucho tiempo. Sé que ahora te cuesta aceptarlo. Cuando te sacudas el desconcierto que te ha provocado el cambio en el que vivimos, lo podrás ver más claro. Cuando llegó la revolución industrial, los trabajadores arrojaban piedras a las máquinas, porque creían que les dejarían sin trabajo. Por el contrario, las máquinas multiplicaron las necesidades de mano de obra. Lo que sí ocurrió, es que los que se quedaron anclados en los métodos de producción anteriores, se arruinaron. Tan sólo es cuestión de adaptarse y ver las cosas con nuevos ojos.

-          Pero yo miro y no veo la salida… -le contesté sin descabalgarme de la preocupación-.

-          Hay que aprender a ver de otra forma.

-          Y, ¿tú me puedes enseñar?

-          Me dedico a eso.

-          ¿Cuándo empezamos?

-          Cuando quieras. Lo principal es que aprendamos a entender dónde está el secreto de ganar dinero en una PYME.

-          Y, ¿dónde está?

-          En saber lo que somos. Tener una ESTRATEGIA clara y adaptada a nosotros; GESTIONAR A LAS PERSONAS de un modo nuevo, motivador y sensato; y VENDER de una forma nueva, generando negocio y abrirnos nuevos huecos en el mercado. Si te empeñas en no tener estrategia, gestionas a las personas como se hacía en el siglo XX, y no sabes vender de una forma nueva, ya te digo lo que ocurrirá: desaparecerás.

-          No parece sencillo con la que está cayendo.

-          Hombre fácil no va a ser, y quién te diga lo contrario te engaña, pero lo que si te puedo asegurar, es que nunca hubo más oportunidades, para los que se quieran subir al carro, porque para la gente inquieta y con ganas, será fácil destacar. Hasta hace unos años, sobraba el dinero para tapar la mala gestión. Eso se ha terminado. O gestionas bien o desapareces. Antes la gente estaba sorda a base de ver sólo dinero fácil, lo llamaban “pelotazos”, y se creyeron grandes empresarios, cuando únicamente estaban en el sitio adecuado, en el momento adecuado, nada más. Ahora la gente escucha y busca más. Eso facilita el camino a los que quieren hacerlo bien. Lo fácil es quejarse contra todo y contra todos, pero es inútil. Sé que el discurso de la auto responsabilidad no tiene muchos seguidores, y que mucha gente paga para que se les engañe, pero creo que tú no has venido a oír mentiras consoladoras.

-          ¿Qué puedo empezar a hacer?

-          Para el próximo día tienes que contarme en una frase por qué tu empresa debe ser la favorita de tus clientes y no una de la competencia, qué has hecho nuevo (de verdad) para mejorar tus ventas, y qué método tienes para gestionar a tus empleados. Y luego, cuando hayamos acabado con eso, te quejas durante dos horas sin parar.Fernando SánchezFernando Sánchez Salinero

 

Instituto de Desarrollo Pyme

Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>