Pero… ¡qué “coño” es el Estado de Bienestar!

Send to Kindle

estado de bienestar

“La demagogia es la capacidad de vestir las ideas menores con las palabras mayores”. Abraham Lincoln

Si estás hasta la coronilla de que el concepto “estado de bienestar” sirva para justificar todo lo que hacen los políticos, y crees que debemos luchar por un Estado RACIONAL del Bienestar, este vídeo puede ayudar.  Nos crujen a impuestos usando su nombre, muchos luchan por derechos que parece garantizar, se arman debates en que todos parecen saber qué es, pero…

¿Qué leches es el estado de bienestar?

Y sobre todo, ¿cuánto da de sí?

Y, ¿Quiénes son los menos beneficiados por este sistema? 😥

El concepto “estado de bienestar” es uno de esos términos que se han prostituido hasta límites inimaginables y que utilizan los más demagogos que conozcáis para justificar situaciones de privilegio, injustificables de cualquier otra forma, o para tener patente de corso para despilfarrar los recursos públicos.

Pues vamos al estilo “claro, clarito” de explicar las cosas a ver si avanzamos en la comprensión 😉

Sigue leyendo

Cuando no hay pa’todos hay patadas

Send to Kindle

patada“Hice todo de acuerdo a las reglas del juego, pero me las cambiaron a la mitad del partido”. Nixon

La abundancia oculta la podredumbre. Cuando hay dinero, resultados, nadie repara en lo que está ocurriendo en la sala de máquinas. ¿El tren avanza? ¡Qué más da cómo está el motor o quién es el maquinista! El problema surge cuando se detiene el tren y hay que bajar a empujar. En ese momento se afilan los puñales y cada uno muerde por “lo suyo”.

Cuando una civilización se desmorona, lo hace no en el momento de su declive, sino en el de la abundancia (ahí es cuando hay que estar más vigilantes), porque en ese momento se sientan las bases de la miseria interior, se corrompen los ideales, se entierra la ética… En ese momento estamos tan entretenidos con la fiesta que cualquier llamada a la cordura suena a antigua o remilgada. Sigue leyendo

¿Vamos hacia una nueva edad media empresarial?

Send to Kindle

edad-media“Perseguís a la gente de quien dependéis, preparamos vuestras comidas, recogemos vuestras basuras, conectamos vuestras llamadas, conducimos vuestras ambulancias y os protegemos mientras dormís. . . Así que no te metas con nosotros”. Brad Pitt en El club de la lucha

El final de la edad media se produjo realmente con el nacimiento de las ciudades y el establecimiento de pequeños negocios que podían vivir autónomamente sin depender de los señores feudales. Ese fue el comienzo de la libertad social tal y como la conocemos. Quizá deberíamos decir “conocíamos”. Desgraciadamente se están produciendo muchos eventos que parecen apuntar a que estamos volviendo hacia atrás. ¿Cuál será el precio de no verlo a tiempo?

Todo parece indicar que en el panorama empresarial van a quedar únicamente las grandes corporaciones: bancos y multinacionales, que apesebran a los políticos con las migajas de sus cuentas de resultados, para que hagan leyes a su medida, y éstos colaboran en destruir sistemáticamente a toda pequeña empresa que se ponga por delante. Quieren fabricar siervos mal pagados y, lo peor es que lo están consiguiendo. Sigue leyendo

Empresas al borde de un ataque de nervios

Send to Kindle

grito“En el pasado el intervalo entre cambios era mucho mayor que la vida humana… Hoy es al contrario, y por tanto nuestra formación debe prepararnos para una continua novedad de condiciones de vida. Alfred North WHITEHEAD

Lo dice todo el mundo: la gente está muy nerviosa, muy tensa, a la menor salta. Y si esto es cierto en términos generales en la sociedad, en el mundo de las empresas, donde los dramas se viven a diario y desde distintos frentes, el nerviosismo está superando cualquier estado anterior conocido. Da la impresión de que la gente está desconcertada y que nadie sabe qué rumbo tomar, o qué medidas adoptar. Y esto pasa igual a nivel país. ¿Por qué ocurre y cuál puede ser la solución?

En una situación de crisis lo primero que se impone es gritar: “que no cunda el pánico”, porque cuando el pánico llega a las cabezas, nos comportamos alocadamente. Hemos visto hace poco el desgraciado suceso del Madrid Arena, donde el pánico contagiado llevó a que murieran cuatro jóvenes víctimas del miedo de la masa. El presunto peligro (una bengala) no justificaba la avalancha, que se convirtió en un hecho incontrolable. Peligro limitado, reacción de contagio, imposibilidad de control, resultado dramático. Sigue leyendo

Antes arruinado que sencillo. La muerte de las empresas por vergüenza.

Send to Kindle

Ricos y pobres“El amor propio y la vanidad nos hacen creer que nuestros vicios son virtudes, y nuestras virtudes, vicios”. Jacinto Benavente

¡Qué años estamos viviendo! Cada vez me encuentro más con el orgullo hispánico suicidando empresas. Es muy triste que todo se te tuerza y las circunstancias te lleven a tener que cerrar a pesar de luchar a brazo partido, pero es mucho más triste, trágico, dirían algunos, arruinarte por no saber bajar el ritmo, víctimas del ¡Qué dirán!

Ya nos advertía el Lazarillo en su tercer tratado que una de las enfermedades de los españoles es el orgullo, ejemplificada en la figura del hidalgo que no tenía para comer, pero componía su figura para salir a pasear, y esparcía unas migas de pan sobre la pechera para dar la impresión de que acababa de comer. Hasta al Lazarillo le inspiraba compasión tanta ignorancia. Sigue leyendo

El vaso está medio lleno

Send to Kindle

“No es feliz quien no piensa que lo es”. SÉNECA

El mundo tiene los ojos puestos en nosotros y parece que los mediterráneos sólo sabemos unirnos para protestar, para hacer revueltas, para gritar NO, que puede estar absolutamente justificado. Pero después del No, ¿qué? Quizá sea el momento de unirnos para dar un mensaje al mundo de que también nos sabemos unir para crear algo positivo, algo que sume. ¿Seremos capaces?

¿Qué pasa? ¿Todavía encebollado con la crisis?  ¡Es que así es imposible!

Seguramente ya te habrás dado cuenta de que hay  2 crisis: Sigue leyendo

Tres preguntas que pueden salvar tu empresa

Send to Kindle

 379536763_684b9c0276_q-striaticA veces cuando la necesidad aprieta, se nos nubla el entendimiento y, de la misma forma que cuando alguien se está ahogando en el mar, agita los brazos con desesperación, agotándose, y eso acelera la tragedia, así en la gestión de empresas ocurre algo parecido. La necesidad nos lleva a agitar los brazos agotándonos. Quizá sea preciso serenarse y hacer las preguntas correctas. Estas tres te pueden salvar.

1. La primera pregunta que nos tenemos que hacer es la siguiente: Si no cambian las cosas tanto a nivel interno de mi empresa, como del mercado donde me muevo, ¿cómo estaré dentro de 2 años?

Pongamos un ejemplo concreto. Tengo un bar y he visto disminuir drásticamente mis ingresos. Entra menos gente y consumen con menos alegría. Si esto sigue así no me da para comer. O por el contrario, me va fantástico, cada vez tengo más gente, estoy pensando en ampliar el negocio…

Si estamos en el segundo caso, sigue así, algo estarás haciendo bien. Probablemente muchas cosas. Pero no te confíes.

Si estás en el primer caso, que os resultará frecuente, es el momento de tomar medidas, pero sin volvernos locos y comenzar a agitar los brazos.

Para qué sirve la pregunta. Para dos cosas: para darnos cuenta que la situación exterior no la podemos cambiar nosotros, pero la interior sí. Lo que está en nuestras manos es lo que ocurre en nuestra casa.

2. ¿Cómo son las empresas que creo que se van a salvar y por qué? Te recomiendo varias áreas qué le están dando al mercado que le gusta de verdad, en qué destacan, qué saben, qué habilidades tienen

3.¿Qué estoy haciendo yo para parecerme a esas empresas?

Fernando Sánchez

Instituto de Desarrollo Pyme

El día que mueran las PYMES, desaparecerá nuestra sociedad.

Send to Kindle

tumba_pymes“Si vas a decir la verdad a la gente, más vale que les hagas reír. Si no te pueden matar”. George Bernard Shaw

Las Pymes somos las grandes olvidadas de nuestra sociedad. Alguna vez os habéis preguntado por qué. La respuesta es muy sencilla, nadie de los que nos gobiernan viene de una pyme, casi nadie recomienda a los jóvenes más preparados que trabajen en pymes. Y no nos damos cuenta de que sobre la estructura de las pymes, se asienta la libertad de los países, el reparto de la riqueza y la sostenibilidad del estado de bienestar.

Os quiero invitar a que cojáis uno por uno, a todos los miembros del gobierno que tenemos, del anterior, y del anterior, y del anterior. ¡Nadie viene de trabajar en una PYME!

Los políticos que tenemos en este país provienen de tres grandes grupos: Sigue leyendo

Cuando confundimos las quejas y las denuncias, con las soluciones.

Send to Kindle

gordillo“Las mentiras más peligrosas son las verdades ligeramente desfiguradas”. Lichtenberg

En tiempos revueltos y difíciles, es muy fácil que la necesidad o el hartazgo, nublen nuestra capacidad de análisis, y caigamos en apoyar aparentes soluciones facilonas y populistas, dentro y fuera de la empresa. El caso de Sánchez Gordillo nos puede servir para ilustrarlo perfectamente.

El verano pasado ha estado “animado” por las acciones de reivindicación del Sindicato Andaluz de Trabajadores y su asalto a unos supermercados en busca de publicidad, porque comida, se llevaron poca. Sánchez Gordillo, a quien ya conocíamos de manifestaciones parecidas, ha pasado a hacerse muy célebre, y estar un día sí y otro también en la televisión. Cosa que abiertamente reconoce que perseguía.

Ha soltado sus 20 frases de denuncia contra el sistema, recogiendo apoyos y atención mediática, y al escucharle uno ve lo fácil que es caer en mezclar planos.

Una cosa es el plano de las denuncias o las quejas, por ejemplo, que los políticos son unos chorizos, unos incompetentes, unos interesados… que ahí coincidiríamos el 90 % de la audiencia, de que hay dinero para los bancos y no para las medicinas, que se recorta de un lado, pero se despilfarra de otros… Ahí estamos de acuerdo todos. Pero, pero… Sigue leyendo