El día que el cine español comprendió el significado de la palabra mercado

Send to Kindle

8 apellidos vascosCorría el año de 2014, el que dicen mejor año de recaudación del cine español en décadas, cuando la gente que vivía del cine en España sufrió una increíble epifanía: comprendieron para quién hacían las películas. No siendo pequeño este milagro se unió a otro que consistía en verse desnudos de coartadas y excusas  para seguir financiándose del dinero de todos.

Este año será recordado como el año de “8 apellidos vascos”. Una película que pasará a la historia del cine español por haber batido todos los records de recaudación, en un momento donde, según los telediarios, los españoles estábamos atravesando una profunda crisis.

¿Cómo se explica? Pues, a lo mejor, porque mucha de la nueva gente del cine, ha comprendido que deben hacer películas para que las vea el público, y no para que sirvan de propaganda política y electoral del partido que gobierna.

No soy ni de izquierdas, ni derechas, porque me parecen conceptos del siglo XX, que sólo sirven para entretener al pueblo mientras los políticos se reparten el pastel, pero seguramente en este post, para algunos, voy a parecer de derechas, porque describiré un mundo poblado por personas que se auto denominan de izquierdas, aunque aparentemente sólo son de izquierdas, porque sujetan con la mano izquierda el cazo con el que reciben el dinero público. Sigue leyendo